Colesterol

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un tipo de grasa que nuestro cuerpo utiliza para realizar distintas funciones vitales. La mayor parte es producida por el hígado, el resto proviene de los alimentos que consumimos. Tener colesterol es normal y necesario para el organismo, el problema son los niveles elevados. El colesterol elevado no suele producir síntomas. Una persona puede vivir años con altos niveles de colesterol en sangre y darse cuenta recién cuando se realiza un análisis de sangre.

¿Qué tipos de colesterol existen?

Hay dos tipos de colesterol:

  • El bueno (HDL): Es el encargado de “barrer” el colesterol que se acumula en las paredes arteriales y lo transporta al hígado, donde es procesado y eliminado.
  • El malo (LDL): Cuando los valores de este colesterol son muy elevados, se deposita en las paredes de las arterias y puede llegar a obstruir muchos puntos de circulación sanguínea. Esto puede llegar a perjudicar el cerebro, los riñones, el corazón o las piernas. La acumulación de colesterol en las paredes arteriales puede incrementarse debido a otros factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión, el tabaquismo, la diabetes, la obesidad o el sedentarismo.

¿Porqué aumenta el colesterol?

Los factores son diversos:

  • Factor genético: Suele presentarse en familias en las que hay muchos miembros con colesterol elevado. Dado esto es muy importante el control en los niños.
  • Mala alimentación: Producto del consumo excesivo de alimentos con un contenido alto en grasas saturadas de origen animal, elevados niveles de azúcares y poca ingesta de frutas y verduras.
  • Sobrepeso, obesidad, sedentarismo, tabaquismo o diabetes: pueden incrementar el nivel de colesterol en sangre.